Saponificación en frío, la mejor técnica para elaborar jabones artesanales

Reacción de saponificación en frío, la mejor técnica para elaborar jabones artesanales

¿Qué es la saponificación en frío?

La saponificación en frío es una de las mejores técnicas empleadas para elaborar jabones artesanales, trata sobre la reacción entre grasas y un álcali para producir micelas, mejor conocida como jabón.

Esta reacción necesita 3 ingredientes; grasa, agua y un álcali.

Para entender mejor de que se trata la saponificación comenzaremos explicando cada uno de estos componentes

 Las grasas son conocidas en el mundo de la química como ácidos grasos y de estos existen una gran variedad.  Los aceites y mantecas vegetales son las grasas más comunes para elaborar jabones artesanales y están constituidos por diversas combinaciones de ácidos grasos, dependiendo de esta combinación, los aceites y mantecas poseen diferentes características.

El agua y el álcali forman una solución alcalina necesaria para llevar a cabo la reacción de saponificación, el álcali más usado es el hidróxido de sodio conocido como soda cáustica o en España sosa cáustica, es un compuesto que debe ser manipulado con mucha precaución. 

Existen dos técnicas de saponificación; en caliente y en frío.

La más utilizada para elaborar jabones artesanales es la técnica de saponificación en frío, donde se emplea una temperatura de 40 °C, esta tiene la ventaja de conservar mejor las propiedades de los aceites y mantecas vegetales. Además, emana menos vapores y es más fácil de trabajar. 


Por otro lado, he hecho para ti algo especial, un curso básico para elaborar jabones artesanales a base de aceite usado de cocina, completamente gratuito y de acceso inmediato para que obtengas tus primeros jabones, aquí te dejo el link > ACCESO AL CURSO GRATUITO PARA HACER JABONES ARTESANALES

Artículos recomendados